QUE RIESGOS ASUMO AL INVERTIR EN RENTA FIJA

¿Es la renta fija garantía de seguridad?


Una de las creencias más extendidas es pensar que invertir en renta fija es invertir sin riesgos. Se trata de una creencia errónea: cualquier producto de inversión contiene, en mayor o menor medida, riesgo.

Los riesgos de cualquier producto de este tipo deberán venir detallados en el folleto de emisión del mismo. Además, en determinadas ocasiones, el folleto puede incorporar advertencias de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cuando se considere que las condiciones del producto incorporan riesgos significativos para los inversores minoristas.

Los tres principales riesgos que se asumen al invertir en renta fija son:

* Riesgo de Mercado: es la posibilidad de que los valores adquiridos coticen por debajo del precio que hemos pagado por ellos. Se trata de un concepto de difícil comprensión para el inversor minorista que no esté muy puesto en la materia, que trataremos de explicar con un ejemplo:

Un inversor adquiere un bono de renta fija de 1.000 euros, emitido hoy, con vencimiento a dos años y que paga un interés del 10% anual al final de cada año.

Supongamos que el suscriptor del bono, transcurrido un año y cobrados los intereses de ese año (100 euros brutos) decide venderlo. ¿Qué sucederá con el precio del bono y con la rentabilidad del mismo si los tipos de interés de mercado se han alterado? (Supongamos que al cabo de un año, cuando decide deshacerse de la inversión el interés de mercado es del 15% en lugar del 10% de cuando lo adquirió y que no existen gastos de compra ni de venta)

Si el tipo de interés de mercado ha pasado a ser del 15%, indudablemente ningún inversor querrá dar 1000 euros por un título que le va a proporcionar un rendimiento del 10% si tiene la posibilidad de adquirir otro en el mercado que le proporciona el 15%.

Por tanto, ¿Qué cantidad estarán dispuestos a pagar por ese título? Deberá ser una cantidad X, que invertida al 15% durante un año le proporcione al comprador 1100 euros (importe invertido más intereses del año que resta hasta el vencimiento). Esa cantidad X será el resultado de dividir 1100 entre 1,15 y será igual a 956,52, que será el importe que recibirá el inversor que invirtió el año anterior 1000 euros.

¿Cuál habrá sido la rentabilidad total de la inversión? Si el inversor invierte 1000 euros, recibe 100 euros de intereses durante el primer año y le pagan por la venta del bono 956,52 euros. Al deshacer la inversión al cabo de un año recibe 1056,52 euros, por lo que la rentabilidad que ha obtenido ha sido de del 5,652%.

Por lo tanto, una subida de los tipos de interés ha producido una disminución de la rentabilidad y viceversa. Esta disminución no se hubiera producido si se hubiese esperado al vencimiento del bono (a los dos años).

* Riesgo de liquidez: es el riesgo de que en el momento de querer recuperar la inversión no se encuentre contrapartida en el mercado y, por tanto, que no se pueda vender el producto.

* Riesgo de crédito: se trata del riesgo que se asume por la posible falta de cobro de los intereses y/o principal de la inversión por parte del emisor.

En un próximo artículo trataremos de analizar los diferentes productos de renta fija pública y privada.

 

Comparte:

Deja un comentario