PLAN DE CONVIVENCIA | Entrevista a JESÚS NIÑO, Psicólogo y orientador

El Plan de Convivencia de Villamayor comenzó su andadura el pasado jueves, 21 de febrero. Este plan es pionero en nuestra provincia y en Castilla y León, pues se basa en una experiencia ya trabajada en Malmö (Suecia), ciudad en la que la población es muy diversa y conviven varias etnias. La clave se centra en que para que un plan de convivencia funcione, tiene que seguir el mismo recorrido que hacemos al nacer: primero crecemos en la familia, después interactuamos con  el colegio y por último interactuamos con el entorno en el que vivimos, nuestro municipio.

Por ello, se intenta construir desde la familia, la primera piedra de este futuro plan de convivencia del municipio de Villamayor. Así, para dar comienzo a este plan desde su primer pilar, se ha contado con la presencia de Jesús Niño Triviño, psicólogo infantil y orientador, con la conferencia titulada ‘Para ser madre/padre… ni entrevista’, donde se abordó la difícil tarea de ser padre.

La conferencia, que tuvo gran acogida entre los asistentes, contó con la presencia de parte del equipo de Grupo GANGA, la productora de la longeva serie “Cuéntame cómo pasó”. Esta productora tiene prevista la creación de una serie, que en principio se llamará “HIT”, y abordará el tema de los conflictos en las aulas, docentes y familias.

Jesús Niño, vallisoletano y padre de tres hijos adolescentes, ha dedicado toda su carrera profesional a la educación. Sus más de 20 años de experiencia le han permitido abordar diferentes temas en torno a la psicología infantil, la orientación y la educación. Con su charla, quiso mostrar a todos los presentes lo fácil que es ser padre y lo difícil que es acometer esta función, poniendo de manifiesto la necesidad de formar a los padres con el fin de conseguir una sociedad mejor entre todos.

Para que la gente le conozca, háblenos un poco sobre usted: edad, estado civil, hijos, hobbies, intereses…

Soy Jesús Niño. Soy profesor, Maestro de Primaria y también soy Orientador en Secundaria. Hago bastantes cosas: ahora estoy en el sindicato llevando un servicio que se llama “El defensor del Profesor” que es para atender situaciones de acoso y violencia al docente. Además, tengo un despacho, un gabinete donde también atiendo situaciones de niños y familias con alguna dificultad sobre todo en tema de técnicas de estudio o dificultades con compañeros. En cuanto a aficiones, me encanta hacer deporte. Tengo tres hijos mayores de 16, 14 y 12 años.

Tiene un currículo muy importante con varios másteres relacionados con la psicología y la educación: ¿Qué se considera más psicólogo o educador?

Hice Magisterio, pero después tuve la oportunidad de venir a Salamanca a hacer Psicología. Cuando acabé esta segunda carrera, cursé un Máster sobre ansiedad y estrés, que ya iba más por lo clínico. Justo cuando iba a acabar el máster me hicieron una entrevista una consultora para Recursos Humanos, pero me llamaron también de un cole y al final me decanté por la vía educativa y escolar, pero lo he combinado con aspectos clínicos. En realidad, hago las dos cosas.

Mucha gente desconoce la labor de los orientadores, ¿podría resumir cuál es la labor de un orientador?

Es verdad que hay una parte de horas lectivas; pero hay un trabajo mucho más interesante: evaluación psicopedagógica para ver las necesidades que tienen los alumnos, temas de orientación profesional, temas de acción tutorial y el trabajo con las familias y profesores. Digamos que hay un trabajo que encaja muy bien para trabajar con todos. Parece que la palabra “orientador” se basa fundamentalmente en los estudios de los hijos, pero también hay orientación a nivel personal, no sólo a nivel académico. Es una necesidad que se debe cubrir: hay un orientador en centros con casi mil alumnos.

Como psicólogo  infantil y pasando consulta, ¿cuál es el mayor problema de los niños de  ahora?

Los que acuden a mí, son personas que tienen problemas relacionados con la ansiedad y el estrés. Como también trabajo temas de convivencia, acuden con problemas de trato con compañeros. Hay un denominador común y es la importancia de la educación que reciben. Muchas veces van los padres pensando “ahí te dejo al niño” para que hagas una evaluación y le des unas pautas y estrategias; y por supuesto que se puede hacer, pero como no trabajes con la familia estás perdido. El tema de solo trabajar con los niños es un error, y algunas familias se equivocan en eso. Tenía que ser obligatorio el formar a los padres.

¿Es importante para usted la labor de las familias? ¿Por qué?

No creo que haya otra cosa más importante. En esta charla empezaré con la frase “Me gustaría que mi hijo fuera…”; ¿la mayoría sabes lo que pone? Que le gustaría que su hijo fuera feliz. A partir de ahí vamos enlazando, porque piensas “¿qué mi hijo sea feliz es fácil?” y la intento desmenuzar. Yo digo que la felicidad son tres cosas: salud, dinero y amor, como la canción. Doy razones científicas para relacionar educación con salud: puedo hacer que mi hijo coma de una determinada manera, que haga deporte, que descanse lo suficiente…; luego hay un componente de dinero que es más difícil de entender: a mejor formación académica, más posibilidades; y luego tener el tema del amor: trabajar habilidades sociales, empatía, escucha activa para conseguir que el niño tenga mejor relación con los demás, y sea una persona más querida. Si vas desgranando y reflexionando con tiempo al final la gente se da cuenta que la palabra felicidad no es tan inalcanzable como se piensa.

¿Cree usted que la familia es clave en la resolución de conflictos en la educación?

Sí. De hecho yo puedo hacer que los hijos sean más o menos conflictivos. Hay un componente básico genético, no lo vamos a negar; pero no está del todo claro que tanto por ciento es  aprendizaje. Los psicólogos nos basamos en eso. Lo  genético: el color de los ojos o del pelo, no lo puedo tocar por mucho que trabajemos terapia; pero las actitudes y los valores sí se pueden cambiar. La formación de los padres, la capacidad para educar a los hijos puede hacer que existan menos conflictos, sin ninguna duda. Por ejemplo, cuando hay niños en el metro que se dedican a robar carteras, no creo que sean genéticamente malos. Seguramente los han educado para hacer eso y al final interiorizan esos valores y algunos siguen en esa línea. Para todos esos niños que van a la cárcel, que agreden, que roban, yo creo que hay un alto componente educativo. Yo sé que es duro y difícil de entender, pero cualquiera puede tener hijos y las posibilidades de que vaya mal también existe. Es verdad que nos va demasiado bien y los padres te dicen “¿pero qué necesidad tengo yo de formarme?”, bueno yo te doy argumentos para que lo veas. Y además, me gustaría exigirte que formaras a tus hijos porque se van a cruzar con los míos.

¿Son necesarias las Escuelas de padres?

Muy necesarias. Yo empecé en el año 98 en un colegio hasta 2003, y hacía Escuelas de padres con regularidad. Después,  al ser funcionario, me han ido llamando de otros coles de forma más esporádica. Lo que pasa es que van a las escuelas de padres los que no tienen que ir, por eso cuando digo formación añado una palabrita que es “obligatoria”. Tendría que ser obligatorio que antes de tener hijos, nos formásemos y la mayoría de la gente lo entiende.

Usted es el “defensor del profesor de ANPE  a nivel nacional”, ¿cuáles son los casos que más sufren los docentes de Castilla y León?

Los docentes normalmente cuando nos llaman es para temas de irrupción del aula: no atienden, se levantan, molestan… Eso son los casos más numerosos. Lo más llamativo es cuando un alumno o un padre agreden a un profesor. Las agresiones son lo que más nos preocupa. Hay muchos casos, la verdad es que ANPE tiene un número reducido porque solo nos llama quien nos conoce y quiere, pero la Conserjería de Educación saca estadísticas cada año. La última que sacó en noviembre daban como datos 3.400 profesores agredidos el curso pasado. ¿Por qué pasa todo esto? Porque desde que somos autoridad pública en Castilla y León, tienen obligación los directores de denunciarlo. Cada vez se reflejan más casos porque se denuncian.

¿Cómo ve la Educación Especial en el sistema educativo?

Este tema me toca muy de cerca porque soy de Educación Especial. Hay una corriente a nivel estatal para cerrar los centros de Educación Especial. Las familias no quieren, el consejero en Castilla y León ha dicho que no se va a cerrar de ninguna manera, y entre los profesores hay división de opiniones. Hay algunos que sí creen que la inclusión podría funcionar , pero los que trabajan con estos niños se dan cuenta que quizá no sea la mejor opción. Hay dificultad para tomar una decisión de forma clara. Yo creo que quizá se decantan más para que haya unos centros específicos para cosas muy claras, y que siempre que se pueda, vayamos al aula ordinaria pero siempre con recursos.

¿Por qué un título tan fuerte en su conferencia “PARA SER PADRE/MADRE…NI ENTREVISTA?

Es la primera vez que le pongo título a la charla. Pero es algo evidente, para ser padre o madre, no hace falta nada. Para cualquier trabajo te hacen una entrevista, pero para esto nada. Cualquiera puede ser padre con las consecuencias que esto puede llegar a tener.

¿Cómo ve el proyecto del Plan de Convivencia en Villamayor?

Es un proyecto muy ambicioso: se va a empezar con varias charlas, trabajando en coordinación con las AMPAS… Me pidieron que si quería colaborar y no lo dudé. Esta es la primera aportacion a este gran proyecto.

Parte del equipo de Grupo Ganga, la productora de la serie “Cuéntame cómo pasó” está hoy presente en la charla, ¿a qué se debe esto?

Tienen prevista una serie sobre docentes y la educación en España. Te cuento los pasos: se pusieron en contacto con ANPE y dicen que quieren hacer una serie y se están documentando para que la serie sea lo más real posible. ANPE les da mi referencia como defensor para que le cuente casos y situaciones que se dan en las aulas. En definitiva, están recabando información para ver si sacan algo que les pueda servir para el propio guion.

Para acabar, para todos esos padres que no han podido venir a la conferencia de hoy, pero están interesados en el tema, ¿qué les dirías?

Les diría fundamentalmente que lo que tienen entre manos es algo extraordinario. No son conscientes de la importancia que tiene su tarea, y que están haciendo cosas con muy buena intención, pero a veces equivocándose (con todos mis respetos). Es fundamental entender que la tarea educativa tiene consecuencias para ellos como padres, para sus hijos y para la sociedad en su conjunto.

Jesús Niño demostró en su charla de escasos 60 minutos que, por encima de todas sus facetas profesionales, está su papel como padre. Porque ser padre no es solo tener un hijo, es educarlo y formarlo para que sepa convivir en sociedad. La formación de los padres debería ser fundamental.

Comparte: