EURIBOR EN NEGATIVO, ¿Y MI HIPOTECA QUÉ?

“El contratar quiere maña, porque el que contrata engaña”


El Euribor, media del interés al que los bancos de la zona euro se prestan entre sí, va a cerrar el mes de marzo, al igual que lo hizo en febrero, en negativo, lo que supone que estamos ante una situación totalmente desconocida.

Si tenemos en cuenta que este indicador, el Euribor, es el indicador de referencia utilizado en España para calcular las cuotas mensuales de la mayoría de los préstamos hipotecarios contratados a tipo variable, esta circunstancia hace que nos hagamos la siguiente pregunta:

¿Las entidades de crédito nos pagarán intereses a los titulares de hipotecas si el tipo resultante de sumar al Euribor (si éste es negativo) el diferencial contratado el resultado fuese un tipo negativo?

Hemos de tener en cuenta que los préstamos hipotecarios contratados a interés variable, el tipo que se aplica se compone del Euribor más un diferencial, por lo que el tipo resultante solo será negativo cuando el Euribor negativo supere a ese diferencial.

Dicho de otro modo: en aquellas hipotecas contratadas en la época del boom inmobiliario con unos diferenciales del 0,20%, la circunstancia indicada se producirá cuando el Euribor alcance tasas negativas superiores al 0,20%, algo que parece ocurrirá no tardando mucho.

¿Qué puede ocurrir en ese momento?

La mayoría de los contratos hipotecarios no contemplan esta circunstancia, aunque sí establecen de forma explícita que es un contrato en el que el prestatario se obliga a devolver al prestamista (la entidad de crédito) la cantidad prestada así como el interés pactado, por lo que la propia naturaleza del contrato impide que en algún momento el acreedor se convierta en deudor.

Ante esta tesitura, parece que con la llegada del Euribor negativo la polémica está servida ya que todo apunta a que la banca fijará un tipo del 0%; en definitiva y si es así, establecerá un nuevo suelo del 0% y tendrán que ser los titulares los que tendrán que pelearlo acudiendo a tribunales nacionales y comunitarios para reclamar que les paguen por sus hipotecas.

Comparte:

Deja un comentario