ESCUELA DE PADRES UNA NUEVA SECCIÓN EN PORTALVILLAMAYOR

Portalvillamayor a través de su Facebook pretende ser una  Escuela virtual  de Padres y Madres de la localidad.

Durante el curso 2017-2018  desde Portalvillamayor queremos tener una sección denominada ESCUELA DE PADRES: : el objetivo que perseguimos es establecer un espacio y un tiempo en el que padres y profesores de Villamayor en particular y Salamanca en general podamos compartir inquietudes, reflexiones y sugerencias, que genere un debate en la comunidad educativa  de Villamayor a través del Facebook de Portalvillamayor, intentado  formar parte de una  Escuela virtual  de Padres y Madres de la localidad.

Durante varias semanas trataremos de los siguientes temas:

  • Afecto y comunicación
  • Coeducación.
  • Comunicación, asertividad y resolución de conflictos.
  • Dinámica de presentación
  • Educar en el esfuerzo y la responsabilidad.
  • El desarrollo evolutivo en la infancia y adolescencia.
  • Escuela e inmigración.
  • Evolución psicológica de los niños y niñas de 0 a 12 años..
  • Hábitos saludables.
  • Límites, premios y castigos.
  • Hábitos saludables.
  • Prevención de adicciones
  • Programa de entrenamiento en habilidades sociales.
  • El éxito escolar.
  • Taller de Lectura.
  • Comunicación con adolescentes en familia.
  • Conducta de los adolescentes.
  • Las tablets y la Educación
  • Las redes sociales y los jóvenes.
  • El ocio en la adolescencia.
  • Gen masculino y Gen femenino.
  • Como responder a sus preguntas.
  • Nutrición actividad física y prevención de la obesidad.
  • Normas y límites.
  • Interculturalidad e inmigración.

 

Comenzaremos con el primer tema: AFECTO Y COMUNICACIÓN

INTRODUCCIÓN

El papel de los padres en una familia es muy difícil, puesto que tienen que ir cambiando sus funciones y la manera de vincularse con sus hijos a medida que estos crecen. Pero esto siempre ha ocurrido y no debe asustarnos.

A la vez que somos conscientes de esa dificultad debemos tener confianza en nuestra capacidad para superar las dificultades y adaptarnos a los cambios que se vayan produciendo. Cuando el niño es un bebé, necesita que cuiden de él para sobrevivir, se le demuestra afecto, cuidando de su bienestar físico. Al poco tiempo aprende a satisfacer sus necesidades. Todavía hay que ayudarle, pero la ayuda física disminuye mucho.

Esta preocupación es una primera manifestación de afecto. Pero hay otra manifestación de afecto que demostramos cuando aceptamos y amamos al niño por ser quien es. Respetando su esencia y sus valores.

Por supuesto que no existe una regla básica para mejorar la comunicación y el afecto en una familia. Cada una es un mundo distinto, un lenguaje único. Lo que sí deberían existir, como forma para mejorar la comunicación y el afecto, es la voluntad, el interés, y la disponibilidad, por parte de los padres, a que este espacio sea creado y vivido intensamente, en la medida de lo posible. Si lo que quieren es una familia unida, la mejor vía, el más acertado camino, es por la comunicación.

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN

Hablar de comunicación y de diálogo, es hablar de la vida misma, de la persona humana en su dimensión profunda y existencial. Sin embargo, ¡Cómo es difícil comunicarnos! ¡Cómo nos cuesta encontrar con quien dialogar!.

Todos, por muy distintos que seamos, queremos ser escuchados, comprendidos, tenidos en cuenta, amados por alguien. La vida es comunicación, diálogo, pero no sabemos hacerlo, tenemos que aprender y aprendemos basándose en la práctica, en intentos, cometiendo errores, corriendo riesgos…, y este aprendizaje es de toda la vida.

Los padres que se comunican eficazmente con los niños les promueven autoconfianza y aprendizaje a largo plazo al igual que relaciones interpersonales sanas.

Todo niño desde sus primeros días de vida requiere comunicarse y lo hace a través de los medios que tiene a su alcance: llora, grita, patalea, etc.; por ello la comunicación que los padres desarrollan en la interrelación con el hijo desde la infancia es de gran significado. En ella se siembran las bases de una experiencia que durará, toda la vida, y que desarrolla en los hijos, los sentimientos de seguridad, confianza, amor propio que le permitan cuando crezcan enfrentarse a la vida.

En la medida en que las personas transcurren las diferentes etapas de la vida, la comunicación se hace cada vez más indispensable y necesaria en la relación diaria, tanto en el nivel individual como en el grupal o colectivo; pero es aún más significativa e indispensable la comunicación que se desarrolla al interior del ambiente familiar, y principalmente entre padres e hijos. De la experiencia de esta relación, los hijos desarrollarán la capacidad para establecer un vínculo afectivo consigo mismo y con las demás personas, que le permitirán amar y ser amado, desarrollar la capacidad cognoscitiva para aprender, generar iniciativa, creatividad y poder relacionarse con los demás integrantes de una familia, escuela y comunidad en general.

.

La comunicación entre padres e hijos debe efectuarse esencialmente a través de la palabra. El intercambio verbal es privilegio del ser humano. Educar es crear un diálogo.

Cuando los padres demuestran a través de sus palabras, sus sentimientos de aceptación hacia el hijo (a), poseen una fuerte herramienta para influir en la opinión que el hijo tiene de sí mismo y lo ayudan a auto valorarse. En esta forma facilitan su desarrollo, le permiten adquirir independencia y auto dirección.

Existen también formas no verbales para comunicarse, como por ejemplo, el no hacer nada en una situación en la cual el hijo está dedicado; o el no decir nada, puede comunicar aceptación. El silencio es un mensaje no verbal que puede utilizarse eficazmente para hacer que una persona se sienta realmente aceptada.

TIPOS DE PADRES SEGÚN EL USO DE LA COMUNICACIÓN

En función de las palabras que dirigimos a los niños podemos comunicar una actitud de escucha o, por el contrario, de ignorancia y desatención. Según analiza el psicólogo K. Steede en su libro “Los diez errores más comunes de los padres y cómo evitarlos”, existe una tipología de padres basada en las respuestas que ofrecen a sus hijos y que derivan en las llamadas conversaciones cerradas, aquellas en las que no hay lugar para la expresión de sentimientos o, de haberla, éstos se niegan o infravaloran.

  • Los padres autoritarios: temen perder el control de la situación y utilizan órdenes, gritos o amenazas para obligar al niño a hacer algo. Tienen muy poco en cuenta las necesidades del niño.
  • Los padres que hacen sentir culpa: interesados (consciente o inconscientemente) en que su hijo sepa que ellos son más listos y con más experiencia, estos padres utilizan el lenguaje en negativo, infravalorando las acciones o las actitudes de sus hijos.
  • Los padres que quitan importancia a las cosas: es fácil caer en el hábito de restar importancia a los problemas de nuestros hijos sobre todo si realmente pensamos que sus problemas son poca cosa en comparación a los nuestros.
  • Los padres que dan conferencias: la palabra más usada por los padres en situaciones de “conferencia o de sermón” es: deberías. Son las típicas respuestas que pretenden enseñar al hijo en base a nuestra propia experiencia, desdeñando su caminar diario y sus caídas.

QUÉ TIPO DE PADRE/MADRE ERES TU?  COMÉNTALO EN FACEBOOK.

Comparte: