De la A a la Z (10)

Relación de términos y expresiones (incluidos insultos)  de nuestra historia.

ARA:

Del latín ara (altar)

Altar donde se celebran ritos religiosos.

Altar donde se ofrecen sacrificios.

Entre los masones, se denomina ARA al sitio central en el que se coloca el libro sagrado o el libro de la ley.

ara

Ara votiva hispana dedicada a Silvano,

dios de los campos y de los bosques

(www.es.wikipedia.org)

ARANDELA:

Del francés rondelle (el italiano randello significa bastón)

Defensa de metal fuerte en forma de embudo, que se ponía cerca de la empuñadura de las lanzas para resguardo de la mano.

Cuello encañonado y puños que usaron las mujeres.

 arandela

Lanzas medievales con arandela

(www.todocoleccion.net)

ARANZADA:

Procede de la palabra italiana arienzo

Medida agraria antigua de superficie en Castilla, equivalente a 4,47 metros cuadrados. En general equivale a la porción de tierra que puede ser labrada por una yunta de bueyes en un día.

Según Covarrubias, el término a usar es ALANZADA, pues era la parte de la tierra que puede alcanzar un tiro de lanza.

ARBITRIO:

Del latín arbitrium (solución)

Autoridad,  poder.

En el Antiguo Régimen en España era la decisión tomada por voluntad real (como por ejemplo determinados impuestos o ciertas medidas políticas).

arbitrista

Portada del libro “Medios políticos para el remedio universal de España” (1646), de Jacinto de Alcázar Arriaza, economista del siglo XVII y arbitrista

(www.es.wikipedia.org)

ARBITRISTA:

Del latín arbitrium (solución)

El que propone algún arbitrio que pretende ser en beneficio del estado.

En los siglos XVI y XVII, fundamentalmente en la Corona de Castilla, persona que elevaba memoriales al rey o a las cortes con propuestas de arbitrios de todo género, para resolver problemas de la Hacienda Pública o del Estado pero dentro de planes o proyectos con rasgos extravagantes o utópicos.

ARCA BOBA:

Arca de mediados del siglo XV que guardaba en su interior los caudales y los documentos importantes de la Universidad de Salamanca.

Primero se encontraba en la Casa del Bedel y fue traída a la Sala de Manuscritos de Escuelas Mayores y amparada por una reja en 1775, como medida de seguridad.

Para abrir esta reja se necesitaban dos llaves diferentes y el arca estaba dotada de cinco cerraduras con sus correspondientes llaves en poder de distintas autoridades académicas, necesitándose la concurrencia de todas las partes para poder ser abierta.

El nombre lo recibía, según fuentes de la época, porque no se le conocía el fondo.

arca boba

Arca Boba en la Sala de Manuscritos de la Universidad de Salamanca, donde se guardaban los dineros universitarios

(www.twitter.com/usal)

ARCABUZ:

Palabra procedente del término francés arquebuse (caja con gancho)

Antigua arma de fuego portátil, con cañón de hierro y caja de madera, semejante al fusil, que se disparaba prendiendo la pólvora del tiro mediante una mecha móvil colocada en la misma arma.

Su uso estuvo extendido en la infantería europea de los siglos XV al XVII.

A  pesar de su longitud, el disparo era de corto alcance (apenas unos 50 metros efectivos), pero letal, en esa distancia podía perforar armaduras.

arcabuz

Arcabuz del siglo XVI

(www.blogs.ua.es)

ARCEDIANO:

Palabra procedente del término latino archidiaconus (el primero de los diáconos)

Dignidad en el cabildo catedralicio. Se ocupaban principalmente de las obras de caridad de parte del obispo, de administrar la diócesis y de dirigir algunas zonas (especialmente rurales).

Antiguamente era el principal de los diáconos.

Juez ordinario que ejercía jurisdicción delegada de la episcopal en determinado territorio, y que más tarde pasó a formar parte del cabildo catedral.

ARCHERO:

Del francés archer (cuchilla)

Soldado de la guardia principal de la casa de Borgoña, que trajo a Castilla el emperador Carlos V.

Prestaban servicio a pie en el interior de las estancias reales y a caballo en el exterior.

El vestido estaba compuesto por un jubón de color amarillo y rojo, calzas amarillas, capotillo negro y zapatos negros con grandes lazos rojos.

Usaban como arma defensiva  el ARCHA, que estaba compuesta  de una cuchilla larga fija en la extremidad de un asta.

 archero

Guardias de archeros españoles del siglo XVI

(www.es.pinterest.com)

ARCIÓN:

Procedente del término latino arcio

Dibujo de líneas enlazadas que, imitando las mallas de una red, se usaba en la ornamentación arquitectónica de la Edad Media con fines decorativos y simbólicos (unidad bajo el principio de estructura y armonía superior.

La complejidad de la elaboración obligaba a que fueran los maestros escultores quienes ejecutaran la obra.

Generalmente se tallaban los capiteles de las columnas exteriores de las construcciones religiosas.

arcion

Arción tallado en un capitel

(www.es.wikipedia.org)

ARCIPRESTE:

Del latín tardío archipresbyter (el primero de los presbíteros)

En lo antiguo, el primero o principal de los presbíteros. Era el sacerdote ordenado más antiguo de una iglesia episcopal o el que designaba el obispo como más eminente. Su función principal consistía en sustituir (por ejemplo, por enfermedad)  al obispo en las ceremonias de culto.

Dignidad de las iglesias catedrales, nombrado por el obispo, y que ejerce ciertas atribuciones sobre curas e iglesias de un territorio determinado que se denomina arciprestazgo. Esta división de las diócesis sirve para organizar el funcionamiento de las iglesias y parroquias.

ARDITE:

Derivado del gascón ardit

Moneda de poco valor usada en Castilla.

ardite

Ardite de Felipe IV, del año 1664

(www.todocoleccion.net)

ARGAYO:

Del francés antiguo “hargant”

Abrigo de paño burdo que usaban los dominicos y que solían ponérselo sobre el hábito para defenderse del frío.

ARIENZO:

Del latín “argentus” (plata)

Moneda antigua de Castilla.

arienzo

Arienzo, moneda castellana

(www.condadodecastilla.org)

ARIETE:

Palabra procedente del término latino aries (carnero).

Máquina de guerra de la Antigüedad y Edad Media que consistía en una viga de madera cuya punta tenía, por lo común, forma de cabeza de carnero o era una masa de bronce que servía para derribar muros y puertas.

Muchos arietes también contaban con cubiertas protectoras y paredes laterales reforzadas con cuero u otros materiales para prevenir que el ariete fuese atacado con fuego.

ariete

Reproducción de un ariete romano

(www.fittrdtonthebeach.com)

NOTA: Para la elaboración del presente artículo se han consultado las siguientes obras:

– AA.VV.: “Diccionario curioso de Salamanca

Gruposa S.A.; Salamanca, 2007

– AA.VV. (1776) “Diccionario de Lengua Castellana”

                  Madrid. Real Academia de la Lengua

– AA.VV. (1843) “Diccionario de Lengua Castellana”

                  Madrid. Real Academia de la Lengua

– AA.VV. ( 2014 ) “Diccionario de Lengua Española”

                  Madrid. Real Academia de la Lengua

Comparte: