CONOCE EL COMERCIO DE TU MUNICIPIO: Kiosco Melos

Esta semana, vísperas de la Semana Santa, queremos “endulzaros la vida” y para ello nada mejor que acercarnos al lugar de Villamayor donde más “chuches” podemos encontrar. Nos estamos refiriendo a:

KIOSCO MELOS

Cuando llegamos a la Calle San Miguel núm. 3 nos encontramos con un escaparate que nos invita a entrar. Lo hacemos y nos encontramos con la sonrisa de su propietaria, Goretti Álvarez Mangas quien antes de charlar con ella nos enseña orgullosa su tienda, quedando sorprendidos de la cantidad de golosinas y chuches que podemos encontrar. No es de extrañar que cada niño que pasa por delante para ir o volver del colegio quiera entrar.

Esta mujer, delineante de profesión, a la que la crisis de la construcción dejó sin trabajo, decidió hace 8 años montar su propio negocio y nos dice muy orgullosa que “descubrí el mundo de la golosina y eso me ha hecho llegar a lo que aquí veis”. Desde el punto de vista de los servicios con que cuenta el municipio, podemos decir, que “no hay mal que por bien no venga.

Estamos ante una tienda muy espaciosa y accesible, en la que en algunos momentos han llegado a coincidir hasta cuatro coches de bebés transitando cómodamente,  donde el orden y el colorido nos llaman la atención. Una tienda que a juicio de la titular está muy bien situada en el horario escolar pero que el resto del tiempo queda un poco retirada del núcleo del pueblo y “eso se nota principalmente los fines de semana”.

En ella podemos encontrar tantos productos diferentes que resulta imposible describirlos todos; como resumen podemos decir que en MELOS podemos comprar: caramelos, gominolas, duces, frutos secos, pipas, cosas sin azúcar, con azúcar, con gluten, sin gluten, pan, pastas, revistas, encurtidos, bolsas para cumpleaños, etc. etc. Sin olvidarnos que es punto de recarga de las tarjetas del autobús metropolitano. “No soy capaz de imaginar cuantas cosas diferentes tengo en la tienda”  nos dice sonriendo.

Una tienda a la que podemos acercarnos todos los días por la mañana y por la tarde a excepción de los lunes por la tarde y los sábados y a la que acude gente de todas las edades. “Vienen niños porque hay mucha gominola, los adultos a por el pan y las pastas y los jubilados a por sus caramelos sin azúcar”.

Goretti entiende que el comercio en Villamayor no está pasando por un buen momento ya que aún no se ha recuperado de la crisis sufrida. “No se ha acabado la crisis, se sigue notando en el consumo diario, la gente tiene miedo a gastar, hay miedo a no llegar a fin de mes, y eso hace que a la gente le cueste consumir”.

Kiosco Melos, apuesta para atraer a su clientela a través de las redes sociales, especialmente Instagram y en menor medida Facebook; le  encanta utilizar los estados de WhatsApp para llegar a la gente más próxima y exponer en la puerta de entrada carteles con las novedades.

Goretti mira su espaciosa tienda repleta de golosinas y nos dice: “la veo bien, pero me gustaría que hubiese más clientela; se podría mejorar ofreciendo más servicios, pero al estar sola, si quiero ofrecer más servicios necesitaría una persona, y hoy día es inviable, entonces me quedo ahí”. Le gustaría salir fuera y visitar restaurantes para ofrecerles el servicio de “Candy Bar” o “Mesa dulce” pero al estar sola no podría atender la tienda y prestar ese servicio.

Le preguntamos que hace en su tiempo libre y se ríe a carcajadas diciéndonos “No tengo tiempo libre”. El poco tiempo libre se lo dedica a su casa y a su familia. Nos habla orgullosa de su familia: “Estoy casada, con dos hijas una de 12 y otra de 15 años que estudian en el CEIP Piedra de Arte y en el IESO Tomás Bretón de la localidad respectivamente, además de educarlas en un entorno familiar”.  “También me gusta el cine,  leer,  salir al campo y  visitar ciudades cuando puedo”.

Piensa que en Villamayor no se vive mal pero echa de menos mas comercio, más gente, mas vida y nos lo expresa con una frase muy clara: “Necesitamos vivir el pueblo, no vivir en el pueblo”.

Para ella, que le gusta tratar con los niños y con la gente, que le gusta ofrecer productos de calidad, su mayor satisfacción cuando cada día cierra la tienda es marcharse a casa con la conciencia tranquila de que ha hecho su trabajo lo mejor que sabe y puede.

Por su cabeza pasan cada noche ideas innovadoras para hacer más atractivo su negocio y actualmente tiene en mente renovar su fachada “Los “monitos” se empiezan a quedar obsoletos. Es muy importante dar siempre una buena imagen”.

Goretti, que conoce la labor de divulgación de los comercios del municipio que está haciendo Portalvillamayor, nos anima a continuar “para ver si entre todos hacemos que el comercio de Villamayor pueda mejorar”.

Por último, os animamos a que vengáis con vuestros niños y niñas a visitar esta “Dulcelandia”, el paraíso de colores y de sabores del que podréis disfrutar al abrir la puerta de Kiosco Melos, y conozcáis a una mujer emprendedora, y que como buena delineante que es, traza una bonita sonrisa cada vez que alguien entra por la puerta de su negocio.

Como estamos hablando de dulces, queremos terminar este reportaje con esta frase de René Descartes:

“El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interior,
que es la más dulce de todas las pasiones.”.
Comparte: