Antiguo “Camino de Carros”: desde la Cantera hasta el Hábitat Minero

La cuarta jornada de la XVIII Feria de la Piedra amaneció totalmente despejada. Un día espléndido para salir a dar un paseo por las calles del pueblo o, como en este caso, por el camino de La Moral hasta Canteras Regias de Villamayor, en Cabeza Maya. Allí iba a tener lugar la representación del antiguo “Camino de Carros” con el fin de escenificar el transporte de los sillares de piedra, que allá por el siglo XIII se efectuaba para construir la Universidad de Salamanca.

Unciendo los bueyes
Rodando el bloque de piedra

Pasadas las 11 de la mañana llegaron las carretas y los bueyes, traídos nada menos que desde Navarredonda de Gredos. Fue todo un espectáculo. Seis hermosos bueyes y tres carretas antiguas, una de ellas cerrada por los laterales, para transportar los aperos de trabajo de la época. La mañana prometía. Desembarcados los animales se procedió a “uncirlos” por parejas a los yugos. Uno de ellos, un hermoso ejemplar, pesaba más de una tonelada.

Colocando la piedra sobre el arrastre
Los bueyes arrastran la piedra hasta la carreta

En un arrastre de madera dos bueyes transportaban bloques de piedra de más de 500 kilos desde el interior de la cantera hasta la entrada del recinto donde esperaba una de las carretas. Para levantar los bloques se utilizó una retroexcavadora que elevaba la piedra mediante una cincha bien atada alrededor de ésta. Habría que imaginar la maña de los antiguos canteros que, a falta de maquinaria, posiblemente ponían los bloques sobre un plano inclinado y, utilizando una plataforma de madera y una palanca los hacían rodar hasta el carro situado más abajo.

Bloque de piedra ceñido por la cincha
Retroexcavadora levantando un sillar de piedra

Una vez cargadas, la procesión de bueyes, carretas y personas inició el trayecto desde la explotación de la cantera hacia el pueblo, acompañado por un grupo de baile charro, formado por mujeres. Apenas dos kilómetros para ser recibidos con júbilo y regocijo a la entrada del camino de La Moral.

Inicio del antiguo Camino de Carros
Grupo de bailes charros

Conducidos por hábiles carreteros los bueyes llegaron a la plaza de España no sin antes pasar por delante de la iglesia. El espectáculo que tuvo lugar en la plaza pudo ser admirado por multitud de vecinos que ocupaban las terrazas, atónitos ante la imagen que aparecía delante de sus ojos. Carreteros y bueyes completaban la estampa, con el bosque de piedra de fondo. Niños y grandes pudieron inmortalizar aquél momento haciendo fotografías con sus teléfonos móviles.

Las carretas pasando por delante de la iglesia
Merecido descanso en la Plaza de España

La comitiva reanudó el trayecto hasta el “Hábitat Minero” donde finalmente pudo disfrutar de un merecido descanso. Esperemos que el próximo año pueda repetirse la hazaña, esta vez, eso sí, hasta Salamanca para escenificar el auténtico “Camino de Carros” que hace siglos los canteros hacían para llevar la piedra dorada de Villamayor y construir los edificios emblemáticos de nuestra ciudad patrimonio de la humanidad.

Final del Camino de Carros en el Hábitat Minero
Comparte: